Refracción Infantil con y sin cicloplejia

¿En que consiste este examen?

Al igual que en los adultos, para recetar lentes en infantes, es necesario realizar un examen optométrico, pero adaptado a la edad del paciente. En el caso de los menores preescolares (desde los 4 años ) el optotipo utilizado para la evaluación de la agudeza visual, es en base a figuras, números, entre otros. Y en los menores escolares, que ya sepan el abecedario se utiliza el mismo optotipo que en adultos. La mayor diferencia del examen optométrico en infantes es el uso de ciclopléjicos, los cuales son gotas oftálmicas que provocan midriasis (dilatación de la pupila) y cicloplégia (parálisis de la acomodación) que bloquea la acción parasimpática, impidiendo la respuesta del esfínter del iris y del músculo ciliar a la acetilcolina. La instilación del midriático ciclopléjico provocará visión borrosa, dilatación de la pupila, fotofobia y malestares visuales leves durante 4 a 6 horas. Luego, la visión del menor vuelve a la normalidad.

nina-examen

¿Por qué es necesario utilizar ciclopléjicos en niños?

Si al realizar el examen optométrico sin gotas oftálmicas, no se obtiene con la corrección óptica (lentes) la agudeza visual ideal en alguno de los ojos, si se sospecha de hipermetropía latente o seudomipía, es necesario realizar el examen con un ciclopléjico, ya que permitirá medir verdaderamente la compensación esfero-cilíndrica que requiere el menor, permitiendo entregar la potencia correcta para el infante. Esto se debe, a que algunos niños tienen una capacidad mayor de acomodación, más aún aquellos con hipermetropías latentes o seudomiopías, pudiendo falsear la medición al acomodar en exceso, por lo tanto es fundamental paralizar su acomodación, poder medir objetivamente la compensación necesaria para su vicio de refracción.

img_0573-2

Los síntomas y signos dependerán del vicio de refracción que posea el menor, pero aunque no presente ningún signo y síntoma, se debe realizar un control oftalmológico a los menores para descartar cualquier error refractivo, ya que, no siempre manifiestan sus malestares visuales.

  • Síntomas y signos generales:
    • Mala visión de lejos
    • Acercar los objetos para ver mejor
    • Guiñar y/o achicar los ojos para ver mejor
    • Cefaleas frontales o alrededor de los ojos
    • Molestías Astenópicas (fatiga o molestar visual al intentar enfocar objetos cercanos)
    • Dificultad para aprender a leer y escribir
    • Desviación espontánea de alguno de los ojos (especialmente cuando el menor está desatento)

img_0582-2