Tratamiento Ortóptico

Antes de hablar del tratamiento ortóptico, debemos conocer sobre las heteroforias, las cuales son desviaciones latentes que se evidencian al interrumpir la visión binocular, por medio de un cover test alternante. Las heteroforias pueden clasificarse en: endoforias, exoforias, hipoforias, hiperforias y cicloforias.

Las Heteroforias más comunes son las exoforias, las cuales se presentan principalmente en niños y jóvenes. Además pueden aparecer en pacientes présbitas y con vicios de refracción.

Las exoforias no compensadas pueden asociarse a insuficiencia de convergencia.

La insuficiencia de convergencia es un problema común de coordinación muscular en el cual los ojos tienden a desviarse hacia afuera (exoforia) con la lectura o cuando se realizan actividades de cerca. Los síntomas más característicos son las molestias astenópicas (Sensación de ardor, picazón, lagrimeo, cefaleas frontales y alrededor de los ojos, fotofobia, visión borrosa después de visión cercana sostenida, etc.).

img_0480-2

En ocasiones los pacientes confunden las molestias astenópicas provocadas por la insuficiencia de convergencia con vicios de refracción y creen que con lentes ópticos sus síntomas disminuirán. Pero esto es un error, la insuficiencia de convergencia se ser tratada con terapia visual, específicamente con un tratamiento ortóptico.

El tratamiento ortóptico, a grandes rasgos, consiste en ejercicios con prismas sueltos y en barra, además de tareas en el hogar, que permitirán el fortalecimiento de los músculos extraoculares encargados de la convergencia, disminuyendo de esta manera las molestias visuales asociadas a este trastorno.

tratamiento1 No todos los pacientes son candidatos a un tratamiento ortóptico, por ello es necesario realizarse un estudio de estrabismo previo.